martes, 31 de marzo de 2020

¿Cómo vivir la cuarentena?


¿CÓMO VIVIR LA CUARENTENA?

Retomando el tema de la propuesta anterior, en el que jugamos un poco con nuestras emociones y tratamos de conocernos un poquito más, hoy vamos a dejarles algunas nuevas  ideas de cómo vivir de la mejor manera posible estos días tan diferentes que estamos transitando.

Toda situación nueva y desconocida nos genera ansiedad, porque estamos acostumbrados a cierta estabilidad, tanto emocional como en lo referente a la rutina diaria. Y nos cuesta salir de la famosa zona de confort cuando tenemos que re armarnos e implementar nuevas estrategias de supervivencia.

Y hablamos de supervivencia no como algo negativo, sino como una situación que nos obliga a pensar más allá de cosas que, en circunstancias normales, ya están sobresabidas. Y nos pone a prueba en el diario vivir, en cosas tan básicas como cambiar nuestros horarios y nuestras costumbres. Nuestros hábitos higiénicos y de convivencia. Y, ni que hablar, de nuestra economía, que también se ve afectada como consecuencia de esta situación de emergencia sanitaria que todos estamos viviendo y que afecta a la mayoría de nuestras familias.

Entonces, a todo esto también se suma la incertidumbre, la duda, la inseguridad y el miedo de qué pasará después. Y es ahí donde nosotros, como adultos referentes, y esto los incluye a ustedes como padres en primera instancia, pero también a nosotros como institución educativa, debemos implementar nuevos mecanismos adaptativos para poder salir de esta situación fortalecidos, convertidos en mejores padres, en mejores hijos, en mejores personas.

Sabemos que no hay recetas, porque, además de que estamos frente a una situación completamente nueva, también cada realidad personal, familiar y laboral es diferente y única para cada ser humano. Y es ante eso que, desde nuestro lugar, hemos pensado en acompañarlos como una gran familia, para transitar estos días de la mejor manera posible.




En primera instancia, les queremos dar algunas ideas para que pongan en práctica:

-          No dramatizar la realidad que estamos viviendo. Sin quitarle importancia a esta enfermedad, que sabemos que la tiene, debemos intentar mostrarle a nuestros hijos que es una más de tantas veces que la vida nos pone a prueba y que debemos salir adelante todos juntos.
-          Resaltar la unión de la familia como un gran equipo de trabajo, que, sea cual sea su estructura, cada miembro tiene un papel fundamental y todos somos importantes para enfrentar la vida juntos. Está bueno distribuir tareas entre todos los miembros de la familia, acorde a la edad de cada uno sin dudas (poner la mesa, fregar, sacar la ropa de la cuerda, colgar la ropa, inclusive cocinar entre todos).
-          Apoyarnos unos a otros cuando tenemos momentos difíciles de ansiedad o de angustia frente a la incertidumbre, sobre todo si sabemos que entre todos es más fácil.
-          Inventar, crear, improvisar actividades que nos ayuden a descargar nuestras emociones. Porque sabemos que tantas horas todos juntos en casa, puede generarse un ambiente de estrés y pueden aparecer episodios de violencia, no haciendo referencia solamente a la violencia física, sino a la emocional y/o verbal, que es más común y menos percibida cuando estamos adentro de la situación misma.
-          Cuando estamos muy estresados, podemos intentar alejarnos, vamos al patio, al cuarto, al baño, si tenemos espacio hacemos alguna actividad física… y cuando baja nuestro nivel de estrés, volvemos a dialogar y a intentar expresar cómo nos sentimos. Así entre todos tratamos de entendernos y sacamos hacia afuera nuestras emociones, pero de una manera positiva.
-    Podemos permitirnos ser más flexibles, porque a veces el propio encierro nos lleva a disminuir la carga de energía, entonces que quede algo fuera de lugar, o que los chicos quieran ver un poco más de televisión no tendría que suponernos un problema. Ya tendremos tiempo después para rearmar rutinas.
-       Es importante reconocer que estamos en una etapa de distanciamiento social, pero que no implica el aislamiento social, sino que contrariamente necesitamos de los demás, entonces recurramos a la tecnología para que nuestros hijos y nosotros mismos podamos conversar y divertirnos con nuestros familiares y amigos. Todos estamos en la misma situación y nos viene bien hablar y ver (gracias a los teléfonos y computadoras) a alguien de mi confianza y a quien extraño.
- Intentemos cuidar la relación con nuestros hijos y las relaciones de pareja, manteniéndonos positivos y apoyándonos en nuestros seres queridos y si en algún momento flaqueas también puedes pedir ayuda y eso te fortalecerá.

 Queremos  dejarles nuestro contacto por si necesitan hacer cualquier consulta. Cualquier situación que para ustedes esté siendo un  problema, será para nosotros un nuevo desafío de trabajo para poner nuestro granito de arena ayudándolos a estar cada día mejor y salir fortalecidos de esta situación, que no es , nada más ni nada menos, que una instancia más de aprendizaje para todos nosotros como seres humanos.

Fernanda y Patricia

gabpsico@capuchinas.edu.uy


No hay comentarios:

Publicar un comentario